Rusia tiene un mundial de fútbol “verde”

Las autoridades de este país quieren cambiar el foco y desmarcarse de otros eventos deportivos, implementando un conjunto de medidas para que el evento sea sustentable, impactando lo menos posible al medio ambiente.
Como ya todos deben saber, la copa del mundo de fútbol de este año se realizará en Rusia entre el 14 de junio hasta el 15 de julio. Un mes de actividades relacionadas al deporte favorito de muchos países, y que comúnmente paraliza varias ciudades en su desarrollo.
La novedad, es que las autoridades rusas y la FIFA buscan reducir el impacto ambiental del certamen se reduzca al mínimo, desmarcándose de ediciones anteriores, y por otro lado, maximizando los efectos positivos sobre la economía.
Desde mediados de 2015, Rusia está trabajando para lograr un evento sustentable, lo que se tradujo en la presentación de la “Estrategia de Sustentabilidad de la Copa Mundial de la FIFA”, que cuenta con un presupuesto de US$ 20 millones.
Uno de los principales objetivos de la estrategia, es incorporar aspectos sustentables en la construcción de los 12 estadios, lo que deben cumplir con la normativa internacional verde (BREEAM), y contar con certificación LEED que se otorga a las edificaciones que sean sustentables.
Un ejemplo, es el renovado Estadio Olímpico Luzhnikí, que además de ser el estadio donde se disputará el primer partido del campeonato, también cuenta con algunos detalles que lo diferencian: usa solo luces LED, una estructura especial para ahorrar agua, más de 1.050 árboles a su alrededor, y 15.700 m2 de jardines.

No es el único estadio que cumple la normativa BREEAM, también el Otkrytie Arena, Estadio Spartak y el Kazán Arena forman parte de este modelo de mundial sustentable.

Volver